¿CÓMO QUEDARSE TRABAJANDO DESPUÉS DE LAS PRÁCTICAS?

15-09-21 admin 0 comment

A diferencia de lo que se piensa, la práctica hace parte del proceso de aprendizaje del estudiante, vas a aprender a trabajar.

Se terminan las clases teóricas, llega el momento de alejarse del salón y enfocar la mente en las prácticas profesionales, próximamente será el momento de enfrentar nuevos retos, aplicar lo aprendido y sobre todo abrirse paso al mundo profesional. 

Cómo es bien sabido, cuándo las empresas quieren contratar un practicante toman en cuenta criterios diferentes que al buscar un empleado con experiencia. Precisamente ese es el objetivo del practicante, lograr esa experiencia y fortalecer el aprendizaje obtenido enfocado a los intereses de la organización que le brinda su primera oportunidad.

Ahora bien, una vez finalizado el proceso de práctica; son muchos quienes desean vincularse formalmente y firmar un contrato directamente con la empresa. Lograr esto se convierte en un paso fundamental para el practicante quien se ha esforzado en desarrollar todas sus habilidades y así convertirse en el nuevo miembro del equipo de trabajo.

Te contamos algunas recomendaciones para que saques el mejor provecho a tu proceso de prácticas, consigas ese primer contrato laboral  y llegues a ser la nueva contratación de la empresa.

Asume nuevos desafíos: no te limites a hacer lo que se te hace fácil, ve un paso más allá y marca la diferencia del trabajo que puedes realizar. Trabajar con buena actitud será bien valorado y percibido por los demás miembros del equipo.

Cada día es un nuevo aprendizaje: el proceso de práctica es el punto perfecto para conocer y avanzar en tu desarrollo profesional, por eso siempre que te veas enfrente de una tarea desconocida intenta profundizar y aprovecha para ampliar tus conocimientos.

Acepta la ayuda: la mayoría de las veces quienes te rodean quieren ayudarte durante esta etapa, por ello es importante que escuches consejos. Esto te ayudará a adaptarte con mayor facilidad y fortalecerá la confianza que el equipo llegará a tener en ti.

Sé proactivo: seguramente no es tarea fácil lograrlo, pues como practicante no tendrás un gran poder de decisión, sin embargo, esa iniciativa es muy valorada por los jefes. No tengas miedo de dar tu aporte, siempre que sea el momento oportuno.

Sé tú mismo: como ya lo sabes, una de las principales cualidades para conseguir tus prácticas fueron tus capacidades, por ello debes procurar mantener esa actitud que reflejaste durante la entrevista a lo largo de tu permanencia en la empresa. 

Continúa aprendiendo: a diferencia de lo que se piensa, la práctica hace parte del proceso de aprendizaje del estudiante, vas a aprender a trabajar. Puede sonar extraño, pero de eso se trata, el cómo relacionarte con los demás, la jerarquía, el manejo adecuado al atender diferencias e identificar el clima laboral se van a convertir en la base de tu desarrollo profesional.

El realizar el proceso de prácticas tiene algunas ventajas sobre otros profesionales, pues la empresa ya conoce tu trabajo, quién eres y las capacidades que tienes para aportar. Esto aumenta las posibilidades de convertirte en colaborador y quedarte trabajando. 

Si no lo consigues esta vez, recuerda que la empresa ya tiene tu hoja de vida y tan pronto como haya una vacante te podrán llamar para brindarte esa oportunidad que deseas. Haz todo lo posible por dejar las puertas abiertas para que esa llamada suceda.

Incluir entre el equipo de trabajo a un pasante o practicante trae muchas ventajas, sobre todo por la posibilidad de moldear a este nuevo talento según las necesidades del negocio y  aumentar la productividad.

En Campoalto nos enfocamos en la formación vocacional de las personas que requiere el sector productivo del país y somos conscientes que una empresa es tan grande como las capacidades de sus empleados.
Con nuestro modelo de prácticas en etapa productiva puedes incrementar la fuerza de trabajo en tu empresa, brindando las primeras oportunidades de acceso laboral a nuestros estudiantes y con las ventajas de contratar practicantes.