10 TIPS PARA LOGRAR BUENAS RELACIONES LABORALES

23-11-21 admin 0 comment

Mantener buenas relaciones laborales viene acompañado de muchos beneficios que, además de aumentar la red de contactos profesionales, te permite trabajar en un ambiente grato, confortable y que incentiva los niveles de productividad.

En el caso de la empresa se traduce en alcanzar un ambiente laboral óptimo que reduce los índices de ausentismo, aumenta el compromiso por parte de los colaboradores hacia la empresa, así como la agilidad en la resolución de problemas y mejores tiempos de respuesta de cara al cliente.

Ayudar a tus compañeros cuando lo necesiten, tener actitudes amigables o recibir las críticas constructivas con buena disposición, son algunas formas de construir lazos fuertes con otros miembros de la organización. 

Lee: Construye una mentalidad ganadora en 4 pasos.

Ayudar a tus compañeros cuando lo necesiten, tener actitudes amigables o recibir las críticas constructivas con buena disposición, son algunas formas de construir lazos fuertes con otros miembros de la organización.

Si entre tus propósitos o los de tu empresa está el fortalecer las relaciones laborales y hacer que tu sitio de trabajo sea agradable y motivante es momento de tomar en cuenta estas recomendaciones que no siempre están limitadas a la oficina:

  1. Adaptación: relacionarse con nuevos compañeros o llegar a un nuevo lugar de trabajo no es fácil para muchos. Acudir a espacios fuera de la oficina, estar ocasionalmente en actividades como: ir por un trago, abre un mundo de posibilidades para acercarse a tus compañeros. Acompañar ocasionalmente demuestra interés de tu parte en fortalecer tus relaciones laborales. No hace falta cambiar quién es cada uno, sino compartir momentos agradables con ellos.
  1. Ayudar al otro: en ocasiones no sabemos si ofrecer nuestra ayuda puede ser mal visto, pero siempre que se haga de forma discreta y sin buscar reconocimiento personal será bien recibido por el resto de los integrantes del equipo. Recuerda, si decides tomar una tarea extra no actúes como víctima, no olvides que tu deseabas hacerlo desde el principio y lo haces por solidaridad con tus compañeros.
  1. Se receptivo: dependiendo de la situación una retroalimentación puede ser confundida con un ataque personal, por eso es importante atender las críticas constructivas de una manera adecuada. Recuerda que una retroalimentación se hace buscando mejorar la forma en que se hacen las cosas. Aunque sea difícil escuchar, muestra tu interés en comprender el mensaje y agradece los aportes hechos. Evita discutir o justificar tus comportamientos y cuando sea el momento puedes exponer tu punto de vista, de ser necesario.
  1. Encuentra un equilibrio: hay quienes prefieren hablar directamente del trabajo sin entrar en detalles adicionales, en contraposición, algunos optan por tener una relación más personal antes de emprender cualquier proyecto. En una empresa existen diferentes personalidades al trabajar, por ello es importante intentar adaptar nuestro estilo de vida al entorno laboral, por ejemplo, fortalecer las habilidades blandas es una buena manera de lograrlo.
  1. Evita los chismes: hacer comentarios negativos es la manera más efectiva de resultar involucrado en inconvenientes laborales, que tarde o temprano impactarán en tu productividad. Además de desperdiciar tiempo y energía en este tipo de situaciones, se puede afectar la salud mental de nuestros compañeros o la propia.
  1. Agradece: reconoce oportunamente los aportes que hagan tus compañeros, aun cuando sepas que forma parte de tu trabajo. Un cumplido o un halago hacen la diferencia dentro de un equipo de trabajo, además de mostrar la calidad humana que tienes. Ten en cuenta que a toda persona le gusta sentirse apreciada.
  1. Conoce a tus compañeros: dedicar un pequeño tiempo a descubrir la vida de tus compañeros traerá buenas sorpresas. Puedes encontrar intereses en común y esto ayudará a fortalecer la red interna de empleados. Tomar un café, compartir un almuerzo o contar una anécdota son algunas formas de lograrlo. Intenta encontrar espacios de encuentro diferentes al trabajo. 

Descubre: Claves para delegar en una empresa.

  1. Escuchar: saber escuchar te brindará un gran reconocimiento por el resto de los integrantes del equipo. Ellos se sentirán valorados al sentirse escuchados y sabrán que sus opiniones son valoradas. Muéstrate atento al momento de atender sugerencias o ideas del trabajo y cuando sea oportuno presenta los aportes que consideres necesarios. No se trata de una competencia por mostrar quién sabe más, el objetivo es hacer crecer al equipo.
  1. Se amable: aunque parezca obvio, muchas veces nos olvidamos de sonreír y eso puede enviar un mensaje equivocado a los demás. Asegúrate de conocer los nombres de tus colegas, de saludar y despedirse adecuadamente cada día. Los pequeños gestos pueden hacer la diferencia, por ejemplo el preguntar “¿Cómo está tu día?” y mostrar interés por la respuesta logrará afianzar la relación entre compañeros.
  1. Comunícate: ya hemos visto lo importante de escuchar, comprender y atender a nuestros compañeros de trabajo, es momento de formar parte activa de la conversación. Todos tenemos algo que aportar y mostrar nuestra disposición para relacionarnos con los demás. Permite que te conozcan, quizá puedas descubrir nuevas habilidades de tus colegas.

Nuestra misión en Campoalto es inspirar a las personas a mejorar su calidad de vida a través del acceso a la educación y al trabajo, aportando los conocimientos necesarios en programas técnicos laborales promoviendo el desarrollo personal y el crecimiento de las empresas.

Nuestro modelo de prácticas no remuneradas o en contratos de aprendizaje, permite a las empresas contar con talentos capacitados que promueven el desarrollo y crecimiento del sector productivo.



Dejar un comentario